Exenciones tributarias para enajenación de software

De esta manera partiendo del supuesto que la enajenación es a título oneroso, quien sustituye al fideicomitente es el nuevo beneficiario en los términos antes reseñados, también tiene derecho a la exención, en cuanto se cumplan los requisitos del artículo 207-2 del Estatuto y sus reglamentos, sin perjuicio de la renta o ganancia ocasional gravable en cabeza del constituyente que enajena los respectivos bienes o derechos. Es claro que las utilidades obtenidas en desarrollo del las actividades reguladas en el artículo 207-2 del Estatuto Tributario, reglamentadas por el decreto 2755 de 2003, están exentas del impuesto sobre la renta en cabeza de la sociedad fideicomitente – beneficiaria, a fin de no hacer nugatorio el mandato legal.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: